fbpx
Saltear al contenido principal
Cinco Tendencias De Decoración Que Han Llegado En Plena Crisis Del Coronavirus

Cinco tendencias de decoración que han llegado en plena crisis del coronavirus

Sin duda, uno de los mejores momentos para modificar la decoración de cualquier hogar es aprovechar el cambio de estación, especialmente con la llegada del buen tiempo a las personas nos da por cambiar el aire de la casa. Los colores vivos, las texturas ligeras y las flores son una vital en las épocas de calor. Hoy queremos analizar cinco tendencias de decoración que han llegado en plena crisis del coronavirus.

Este año que tanto estamos en casa los cambios en el hogar serán esenciales. Cansados de ver la misma decoración día tras día, y cansados de no poder salir de casa… la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho que proliferen las ideas, que las mentes no paren de dar vueltas y pensar cosas nuevas, tendencias originales, muchas manualidades, muchos videotutoriales…

Cualquier excusa es buena para pasar el tiempo y mejorar nuestro ánimo. Bajo este escenario, diferentes expertos de la firma de tasación Instituto de Valoraciones han analizado las tendencias para la primavera 2020 y han resumido en un estudio algunas ideas de decoración para dar un nuevo aire a nuestro hogar y estar a la última. Hoy desde La Botica Inmobiliaria te resumimos las cinco tendencias de decoración que han llegado en plena crisis del coronavirus para quedarse en nuestros hogares.

Cinco tendencias de decoración que han llegado en plena crisis del coronavirus

1. La funcionalidad se impone al estilo

Esta es una máxima que ha cobrado más relevancia durante el confinamiento. Tras casi dos meses de estado de alarma, muchas familias se han dado cuenta de que su casa no es tan funcional como pensaban. Por eso, siempre debe primar la utilidad sobre el estilo.

Y esta tendencia no solo está restringida a los hogares pequeños, sino que también debe aplicarse en las viviendas más espaciosas, donde la tendencia decorativa se dirige hacia la simplicidad y el aspecto funcional de los muebles.

«Ya no vale con que los muebles queden bien, sino que, además, deben tener una función y cumplir un objetivo. Sobre todo, para los pisos más pequeños que se ubican en el centro de las ciudades, se hace especialmente importante cuidar que cada cosa tenga su razón de ser. Por ejemplo, cada vez se ven más las camas desplegables que pueden guardarse cuando no se usan, ahorrando así espacio para integrar otros muebles», sostiene la firma de tasación.

2. Colores neutros y formas modulares

Por ejemplo, para amueblar una vivienda que se destina al alquiler o que está en venta es importante que su estilo sea actual y que entre por los ojos a los posibles interesados.

Por eso, explica el estudio, «se debe intentar amueblar la vivienda con muebles sencillos, de estilo neutro y a poder ser, modulares. Así, se podrán adaptar y personalizar periódicamente. Para esto, lo mejor es utilizar muebles multifuncionales que ofrecen versatilidad y flexibilidad y limitar al mínimo la decoración permitiendo que el inquilino o comprador la personalice según su propio estilo y necesidades».

3. Los papeles de pared ya no son tendencia

Las paredes con ‘wallpaper’ empiezan a estar en un segundo plano. Y es que hoy en día es cada vez más común el toque original o industrial de las construcciones.

En este sentido, la compañía afirma que «las paredes de piedra, ladrillo o madera dotan a los espacios de un toque de modernidad que los hace únicos. Otros materiales de construcción como el metal también se están utilizando como piezas de mobiliario para separar ambientes, en lámparas, marcos de puertas, muros de carga y más. De la misma forma toman protagonismo los elementos de decoración de colores metalizados como el dorado, plateado o rosa. Resulta también interesante la mezcla de diferentes materiales en suelos, paredes, mobiliarios y detalles como, por ejemplo, cocinas con suelos de cemento y colores oscuros casi negros en paredes».

4. Lo eco también llega al interiorísmo

Las construcciones cada vez son más sostenibles y, de la misma forma, se está imponiendo un estilo de vida eco y sostenible en el interior de las viviendas. La variedad de textiles orgánicos es cada vez más amplia y existen, incluso, muebles hechos con fibras vegetales.

De la misma forma, se está extendiendo la tendencia de recuperar, reciclar y reutilizar muebles, ya sea revistiéndolos, tapizándolos o mediante el uso de materiales industriales para darles otra vida. La apuesta por el reciclaje también está llegando a las paredes, que se actualizan «dejando a la vista la imperfección del brochazo», aclara el estudio.

5. La domótica: orden y discreción

La firma de tasación asegura que «gracias a los asistentes de voz y los muebles inteligentes las casas son cada vez más ‘smart’ e incluyen diversos dispositivos que pueden verse o no, pues en muchos casos pasan desapercibidos como parte de la decoración. Se trata en cualquier caso de aumentar esa funcionalidad de los muebles».

En su opinión, la tecnología no solo está revolucionando la forma en la que vivimos, sino también «la manera de disponer los hogares. Vemos ya chimeneas eléctricas, muebles que incluyen enchufes para cargar dispositivos, cargadores inalámbricos, lámparas y bombillas inteligentes que se pueden controlar desde el móvil o con comandos de voz y mucho más. Y es que cree que 2020, con el permiso del covid-19, será un año importante en lo que se refiere a la llegada de nuevos avances tecnológicos para el hogar.

Volver arriba

Tu Nombre

Tu Teléfono

Tu E-Mail

Tu Ciudad