fbpx
Saltear al contenido principal
Los Efectos Inesperados Del Coronavirus

Los efectos inesperados del coronavirus

Los Efectos Inesperados Del Coronavirus

El alivio seguramente será momentáneo, y su causa fundamentalmente será una mala noticia, pero una de las consecuencias inesperadas del brote del coronavirus en todo el mundo ha sido un aire más limpio y la reducción de las emisiones de gases que contribuyen al cambio climático. Sin duda, hoy os contamos los efectos inesperados del coronavirus.

Los Canales De Venecia

Todo lo que percibimos como malo, tiene su contrapartida. Hoy os queremos contar el enfoque positivo a nivel medioambiental que nos deja esta pandemia. Entre los efectos inesperados del coronavirus, se hace cristalina el agua que antes se veía turbia. La región siempre abarrotada de turistas, hoy se presenta desierta y hasta pueden verse algunos peces. Que el flujo de viajeros haya caído en picado nos permite apreciar la belleza innata de los canales de la cuidad italiana. La contaminación del aire también se redujo en toda Italia.

Menos Contaminación En China

La NASA reveló imágenes que muestran una caída considerable en los niveles de polución. China, el mayor emisor de carbono del mundo, hoy nos muestra un aire más limpio. Los estudios indican una diminución de hasta el 25% en las emisiones de dióxido de carbono (CO2). En casi un mes, los efectos inesperados del coronavirus se notan gracias a las medidas implementadas para contener su avance.

USA Reduce Sus Emisiones GEI

El sector del transporte es el mayor contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero en los Estados Unidos. A medida que las escuelas y las empresas cierran sus puertas, se reduce el tráfico de coches. Y con ello, temporalmente, las emisiones de carbono en las comunidades donde las personas pasan más tiempo en casa. Esto aplica a numerosas ciudades fuera de USA.

Christopher Jones, experto en política climática de la Universidad de California (Berkeley) y desarrollador de CoolClimate Network se pregunta:

“¿Habrá cambios a largo plazo? ¿Alguno de estos comportamientos se mantendrá? ¿La gente aprenderá a teletrabajar? (…) ¿Aprenderán a quedarse más en casa o estarán menos dispuestos a viajar?”

¿Será este el cambio hacia nuevas formas de movilidad? ¿Durará más allá de la pandemia y la cuarentena?

Los Animales Y La Naturaleza Salvaje

Numerosos científicos sospechan que fue en un mercado de mariscos de la ciudad china de Wuhan donde se originó el brote del coronavirus, que ya ha cobrado la vida a miles de personas. El mercado es conocido por su comercio ilegal de animales salvajes como serpientes, mapaches, puercoespines… guardados en jaulas para ser vendidos como alimento o medicina, hasta que tuvo que cerrar sus puertas puesto que toda la provincia fue puesta en cuarentena.

China es el mayor consumidor mundial de productos de animales salvajes, tanto legales como ilegales. Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han dicho que es muy posible que la fuente principal del coronavirus sean los murciélagos. Sin embargo, se cree que el virus saltó a otro animal, que aún no han identificado, antes de infectar a los humanos.

De siempre China ha tenido gran tradición cultural por los animales salvajes. Algunos los comen por su sabor como manjar, otros los consumen como medicina tradicional. En muchos restaurantes de diferentes regiones de China sirven sopa de murciélago, sopa de testículos de tigre, cobra frita, pata de oso estofada… ¿sorprende, verdad? En nuestra cultura degustar platos así puede resultar una aberración pero para ellos es toda una delicia de alto standing. 

Peligro de extinción

La demanda de escamas de pangolines (en foto) para la elaboración de medicinas casi ha eliminado a este animal de toda China y ahora se ha convertido en el más cazado en otras partes del mundo. El uso insostenible del cuerno de rinoceronte para la medicina tradicional china es otro ejemplo de cómo la práctica ha convertido al animal en una especie en peligro de extinción.

Es triste que todo esto suceda mientras se estima que más del 70% de las infecciones emergentes en humanos provienen de animales, particularmente de animales salvajes.

El brote del coronavirus ha puesto el foco de atención nuevamente en el comercio de animales salvajes de China, a raíz de esta pandemia las autoridades chinas han prohibido temporalmente este tipo de comercio para combatir la propagación del virus. Los conservacionistas están aprovechando esta oportunidad para exigir una prohibición permanente.

Quizá el brote del coronavirus en el mundo sea un paso más hacia la no venta de animales. Gracias a esta epidemia hemos aprendido que son fuentes de contagio de grandes enfermedades. En este sentido, proteger la vida silvestre y respetar la biodiversidad es dar un paso al frente. Debemos apreciar lo que nos ofrece el planeta y no arruinarlo. Aprender a vivir en paz con la naturaleza y entre nosotros. Cuando salgamos de esta, seremos mejores personas.

¿Y tú que opinas? Déjanos tu comentario. ¡Te leemos!

.

Si estás pensando en vender tu casa, descarga nuestra guía del vendedor.

Volver arriba

Tu Nombre

Tu Teléfono

Tu E-Mail

Tu Ciudad